Dirigentes sociales: los desafíos de la participación

Por Francisco Reyes Castro, Seremi de Gobierno Región de Los Lagos

Agosto y la celebración del Día del Dirigente Social y Comunitario permite reconocer el trabajo de miles de

líderes y lideresas sociales de nuestra Región de Los Lagos; hacer un balance de los pasos dados y también proyectar los desafíos en participación ciudadana.

En nuestro reconocimiento a los y las dirigentes sociales están contenidas miles de experiencias y aprendizajes conjuntos, sueños, anhelos y testimonios de mujeres y hombres que movilizan sus localidades a partir de  convicciones, sentido de colaboración y confianza en el otro, visto como el “nosotros”.

Era una necesidad y un desafío encausar en conjunto con los y las dirigentes sociales el propósito al que nos convocó el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet: derrotar la enorme desigualdad existente, que también se expresa a la hora de participar en la toma decisiones que nos afectan.

Desde la Seremi de Gobierno ha sido un trabajo intenso y reconfortante; de aproximarnos a la diversidad cultural y territorial de la dirigencia social, de sus realidades urbanas y rurales, de sus dispares vinculaciones y experiencias con el Estado y los gobiernos locales, de sus desafíos de acceso oportuno y uso de la información pública que propicie desarrollo y avance real de sus comunidades.

En el balance están los 23.500 contactos ciudadanos logrados desde 2014 a la fecha, con 6 mil participantes en Diálogos y 3.500 en Escuelas de Gestión Pública y fortalecimiento de las capacidades dirigenciales.

El informe del Consejo Nacional de Participación Ciudadana y Fortalecimiento de la Sociedad Civil creado por la Presidenta Bachelet para plantear reformas a la ley 20.500, establece como diagnóstico un marcado distanciamiento entre ciudadanos e institucionalidad y falta de estímulo a la organización social.

Como propuesta, el mismo informe propone, entre otras acciones de mediano y largo plazo, la incorporación de la garantía constitucional del derecho a la participación; reformas a la ley 20.500 y a la ley 19.418 sobre Juntas de Vecinos y organizaciones funcionales para recuperar el rol de las organizaciones en su representación efectiva; además de la construcción de un sistema permanente para la formación de dirigentes y líderes sociales.

En el Día del Dirigente Social y Comunitario que recuerda la creación en 1968 de la Ley 16.680 sobre juntas de vecinos y demás organizaciones comunitarias, quedan en el análisis los canales propuestos para seguir mejorando las condiciones de los dirigentes sociales y su justo reconocimiento social y político como actores del quehacer democrático regional.

Profundizar la democracia en su dimensión participativa es un camino en tránsito que el país merece y necesita recorrer.

Por Francisco Reyes Castro, Seremi de Gobierno Región de Los Lagos

 

 La Presidenta Michelle Bachelet hizo entrega de las actas del Proceso Constituyente Nacional e Indígena a la Biblioteca Nacional. Fue poner a disposición del país un proceso inédito que convocó a más 200 mil chilenos y chilenas, 33 mil de ellos de esta región y que será la base de la futura nueva Constitución, cuyo proyecto será enviado este año al Congreso.

 

Es el testimonio material de 71 cabildos provinciales, 15 mesas de cabildos regionales más de 8 mil encuentros locales autoconvocados bajo un protocolo riguroso y que sintetiza una construcción democrática, tremendamente participativa. Su contenido logra entrelazar voluntades, ideas, convicciones y sensibilidades respecto a la Patria que queremos.

 

Y lo señalábamos a propósito del Encuentro Regional de Uniones Comunales de Juntas de Vecinos, Alcaldes y Concejales que desarrollamos junto a más de 300 actores sociales y políticos del territorio, y también en las actividades regionales del Día del Periodista, con motivo del aniversario número 61 desde la creación de la Orden: la Participación Ciudadana y la información como bien público deben ser derechos exigibles, garantizados y su conjunción contribuye a la recuperación de confianza y sentido de lo colectivo. Lo plantearon en esta región miles de personas que priorizaron la Descentralización, la protección de los recursos naturales y la sustentabilidad como como valores fundamentales de nuestra convivencia; al igual que los derechos a la educación, salud, vivir sin violencia e igualdad ante la ley.

 

Por ello, subrayamos la franqueza de la sociedad civil en su constante preocupación para la búsqueda de soluciones conjuntas desde una participación incidente, y en el caso de la información, con esa exigencia de pluralismo y acceso real desde lo local.  

 

Porque estamos convencidos que hacerse cargo de la transformación tecnológica tiene que ver no sólo con la naturaleza de los medios de comunicación, sino con el conjunto de la sociedad. Y así como lo procuramos en el Proceso Constituyente y sus resultados disponibles y públicos en www.unaconstitucionparachile.cl , todas las voces tienen que ser escuchadas y nuestros territorios necesitan que se le transmita con rigor qué sucede en cada rincón y qué es lo que piensan sus habitantes para formarse su propia opinión.

 

La posibilidad y los esfuerzos para que todos los sectores, independientemente de su condición económica, accedan a una prensa libre, es un aporte al proceso democrático y a esa participación incidente que se consolida.

 

 

Consolidar y proyectar

nuestros avances

Por Francisco Reyes Castro

Seremi de Gobierno Región de Los Lagos

Hace exactamente 3 años, un 30 de diciembre de 2014, la Presidenta de la República Michelle Bachelet, firmó en Puerto Montt el proyecto de ley que consagra por primera vez en la historia de Chile, la elección democrática y directa de los intendentes. La reforma constitucional, uno de los aspectos más relevantes de la Agenda de Descentralización del Gobierno, se hizo realidad este jueves 29, en lo que es un paso histórico en materia de profundización democrática y en favor de los territorios.

Con la promulgación,  contamos por primera vez con un marco que reconoce a las personas el derecho a elegir sus propios representantes, ya no sólo a consejeros regionales, alcaldes o parlamentarios, sino a las autoridades del órgano ejecutivo regional.

Se trata del cumplimiento de un nuevo compromiso, de un nuevo avance y que nos permite cerrar este 2016 mirando con optimismo el año que viene.

Miles de compatriotas y habitantes de la Región opinaron en 2016 sobre la Constitución que queremos, en el marco de un Proceso que sigue su curso.

Este 2016 fue el año de la implementación de gratuidad en la educación superior; 7 mil estudiantes de nuestra región fueron favorecidos y el 2017 duplicaremos ese número. Además extenderemos este derecho a Centros de Formación Técnica e Institutos Profesionales.

La Educación ya cambió, la reforma está en plena marcha con otros logros, como la Carrera Docente y la construcción de 15 Centros de Formación Técnica Estatales, uno de ellos en Llanquihue. El anuncio de construcción de la Universidad en Chiloé da cuenta de un nuevo cumplimiento que abre perspectivas e instala derechos en todo nuestro territorio.

En Salud, durante 2016 incluimos 3 nuevas patologías a las 11 ya existentes de la Ley Ricarte Soto, mientras que el Plan de Infraestructura Hospitalaria nos permite ver con satisfacción el avance de los proyectos interculturales de San Pablo y San Juan de la Costa en la Provincia de Osorno, reposiciones en plena ejecución en toda la región, y el 70% por ciento de avance del centro de Futaleufú. Es cierto, es un plan ambicioso, hay complejidades en otros proyectos, pero nuestro compromiso es cumplir con la palabra empeñada.

Y lo hemos demostrado en otras áreas. 2016 fue el año de la Productividad, logramos una nueva ley con 22 medidas que mejora el financiamiento, facilita la exportación de servicios y simplifica trámites de la empresa.  Generamos planes especiales con Corfo; desde Sercotec iniciamos el programa Almacenes para Chile y Barrios Comerciales y generamos el Lanzamiento de Escritorio Empresa.

En en el Agro trabajamos en profundizar nuestra inserción en el comercio mundial y promoción de nuestras exportaciones, junto con generar un nuevo vínculo con la pequeña agricultura. El cambio climático nos desafía en materia de déficit hídrico y hemos implementado un plan regional que sólo en Chiloé contempla una inversión superior a los mil millones de pesos.

Pero también nos hicimos cargo de la exigencia de la ciudadanía: en Economía también propiciamos nuevas reglas del juego con la Ley que fortalece la Libre Competencia y castiga la colusión con cárcel. Buscamos poner fin a los abusos, con multas más altas, mercados más transparentes. Sólo así recuperamos confianza.

Hemos buscado un territorio más igualitario: a través de la Ley de Equidad Tarifaria a 6 de cada 10 personas les bajará la cuenta de la luz un 14% en promedio, lo que favorecerá a casi 300 mil familias de la región.

La política de Vivienda no se detiene: llevamos más de 9 mil casas construidas y entregadas a familias de nuestro territorio y 14 mil subsidios de mejoramiento. En Obras Públicas la inversión entre 2014 y 2016 en nuestra región es superior a los 352 mil millones de pesos para conectividad, desarrollo y empleo. La inversión es histórica y las obras en cada provincia componentes de un largo listado.

Conocimos este año los resultados de la Encuesta Casen que nos habla de una baja sostenida de la pobreza; mientras que la Presidenta escuchó la demanda ciudadana y aumentó en un 10 por ciento la Pensión Básica Solidaria en el inicio de diálogos para una reforma previsional.

Acogiendo la legítima exigencia de mayor transparencia en el accionar político y elecciones en 2016 implementamos reformas que buscan una mejor democracia. Dimos vida a la Ley de Fortalecimiento y Transparencia de la Democracia; la Nueva Ley de Partidos Políticos; y la ley sobre Educación Cívica Obligatoria. Creemos que la recuperación de confianza pasa por hacernos cargo de los problemas y enfrentarlos con acciones.

Este 2016 promulgamos la ley que regula el voto de los chilenos en el extranjero; creamos la Subsecretaría de Derechos Humanos y promulgamos la ley que tipifica el delito de tortura.

Este 25 de diciembre una nueva coyuntura natural literalmente nos movió y nos puso en alerta y acción al sur de nuestra región. Con articulación del Gobierno, una buena respuesta de los habitantes de Chiloé y diálogo permanente hemos puesto el Archipiélago en un 100 por ciento operativo para el desarrollo del turismo, su principal actividad en temporada estival. Lo consolidado en 2016 nos permite proyectar un 2017 auspicioso para la construcción de un país y de una región que enfrenta las dificultades desde sólidos cimientos y capacidad de escucharnos y encontrarnos.

Facebook Comentarios